Cómo estudiar de forma efectiva

Para muchas personas, un examen o presentar algún trabajo puede ser demasiado estresante. Principalmente porque nunca nos han enseñado a estudiar de forma correcta. A pesar de que esto es muy importante, es algo de lo que rara vez se habla.

Tener buenas notas siempre es bueno, pero es mucho mejor lograr comprender a cabalidad lo que se estudia y no solo repetir todo. Por este motivo, tener un buen hábito de estudio es sumamente importante.

Si consideras que tienes algunas dificultades al estudiar, o quieres mejorar tu forma de estudio, te mostramos algunos pasos que puedes seguir para lograrlo:

La organización es la clave de todo

Una de las cosas que más importantes para poder estudiar es tener una buena organización y no me refiero solo al espacio. Cuando se habla de organización de estudio, es más que todo a poder organizar el tiempo que se va a estudiar y lo que se va a estudiar en ese periodo.

Tener una rutina es siempre bueno ya que hace que te sientas cómodo con ella y al acostumbrarte, se hace más sencillo. Lo más recomendable, es poder estudiar durante 25 minutos y descansar 5 minutos. Esto hace que tu cerebro tenga lapsos específicos de tiempo para poder concentrarse y también poder descansar.

En esos cinco minutos de descanso, puedes ir a tomar agua, mirar por la ventana o simplemente distraerte. Esto ayudará a que relajes tu mente y vuelvas con todo al terminar.

Estudiar cada día es mejor que estudiar solo una vez a la semana

Dejar todo para el último día es lo peor y en muchos casos puede ser negativo. Si tienes materias demasiado teóricas o demasiado complicadas, lo mejor que puedes hacer es estudiar un poco de ellas cada día. Es muchísimo mejor estudiar cada día temas pequeños y repasarlos hasta comprenderlos que tratar de aprender todo un texto en unas pocas horas.

Por este motivo, es recomendable que cada día dediques a repasar un poco de cada materia y al hacerlo, estarás estudiando de forma inconsciente. Con esto, cuando llegue el momento de rendir los exámenes, tu cerebro ya estará familiarizado con el tema y verás lo fácil que será recordar todo.   

Recompensa todo lo que has hecho

Cuando recibimos recompensas, nuestro cerebro lo asocia con cosas buenas. Por este motivo, es bueno que te des el tiempo de valorar el trabajo que haces. Después de un largo día de estudio o cuando por fin hayas comprendido el tema que se te hacía tan difícil, es bueno que te des un tiempo para recompensarte.

Al decir recompensa, no nos referimos a algo sumamente costoso. Puede ser darte otros cinco minutos de descanso, ir a la cocina por un bocadillo o ver un capítulo de tu serie favorita después. Esto hará que tú mismo te sientas orgulloso de lo que has logrado y mucho más motivado por continuar de esa forma.

Busca un lugar donde te sientas concentrado

Lo mejor que puedes hacer para rendir bien en el estudio, es tener un buen lugar donde estudiar. No es bueno que en el mismo sitio en el que descansas trabajes, esto ya que muchas veces tu cerebro no logra distinguirlo y esto hace que no descanses bien y que te sientas mucho más cansado y distraído.

Por este motivo, es muy bueno contar con un espacio destinado exclusivamente al estudio. Es recomendable, que este lugar tenga una buena iluminación para mantenerte despierto en todo momento, con una buena filtración de aire para que no te sientas agotado y sofocado y finalmente, que sea un lugar ordenado ya que en ocasiones el desorden hace que estemos en constante distracción.

Si logras todo esto, ten por seguro que tus horas de estudio serán mucho más amenas y eficaces. Recuerda, que todo es cuestión de actitud y que todo depende de ti.

Sé el primero en comentar en «Cómo estudiar de forma efectiva»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*